Primera mujer estadounidense en morir debido a un embarazo subrogado

Publicado por

Una mujer de Idaho se convierte en la primera madre subrogada en morir durante el embarazo “Las mujeres no llegaron tan lejos para ser tratadas como animales de cría” Una mujer de Idaho llamada Brooke que ejercía de madre subrogada murió el 8 de octubre, junto con los gemelos que llevaba en su interior, debido a complicaciones en el embarazo. Brooke llevaba supuestamente gemelos de una pareja de España, donde el embarazo subrogado es ilegal. De acuerdo con la página GoFundMe, para ahorrar dinero para su funeral, Broke fue “una madre subrogada de cinco bebés”

El mercado de las madres subrogadas está creciendo en los Estados Unidos y en el mundo entero. A pesar de que las estadísticas son difíciles de encontrar, datos de los centros de control y prevención de enfermedades muestra que los bebés de madres subrogadas crecieron un 89% entre 2004 y 2008. Pero el crecimiento económico de los niños ha supuesto un incremento del número de mujeres, particularmente de bajos ingresos, en riesgo. Brooke es la primera mujer estadounidense en morir debido al embarazo subrogado, pero muchas otras han muerto en el mundo. Los grupos de defensa de las mujeres han señalado que el mercado de los niños se centra íntegramente en el “producto final”, es decir, los niños, sin tomar ningún paso para proteger la salud de la madre. “Estas mujeres mayormente de bajos ingresos son inyectadas con hormonas poderosas y otras drogas para maximizar las posibilidades de embarazo, virtualmente sin vigilancia gubernamental”, afirma Jennifer Lahl, presidenta del Centro para la Bioética y la Red Cultural, quien cree que la subrogación debe ser ilegal en los Estados Unidos. “Las mujeres no han llegado tan lejos para ser tratadas como animales de cría”. Mi corazón se rompe por Brooke, por sus hijos, y por las esperanzas de la pareja para criar a los gemelos. Pero frente a muertes como la de Brooke, es duro no lamentar la creciente mercantilización del útero. Considerar la muerte de Brooke como un accidente laboral parece hacer una industria del parto. Pero los hijos no son mercancía, y los cuerpos de las mujeres no son fábricas (y debemos oponernos a las prácticas culturales que las tratan como tales).

Fuente original

Traducido por Digital Diorama

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.