Archivos diarios: 6 marzo, 2018

El acueducto más largo de Hispania en Cádiz descubierto gracias al temporal “Enma”

El temporal “Enma” descubre nuevos restos arqueológicos del período romano en Cortadura.

En la extensa playa gaditana se pueden observar desde el pasado sábado algunos vestigios del quinto acueducto más grande de todo el Imperio Romano, además de secciones nunca antes vistas de la calzada utilizada entre los siglos XVI y XVIII que se tragó el maremoto de 1755 y que seguía el trazado de la antigua calzada romana.

La Sierra de Guadarrama ultima el mayor proyecto económico y cultural de su Historia

Desde el Ayuntamiento de Cádiz y desde la Asociación para la Difusión e Investigación del Patrimonio Cultural de la provincia de Cádiz (Adip).

Camacho como De la Cruz, presidente de Adip, afirma que “aunque sabíamos que el trazado del acueducto pasaba por ahí, nunca lo habíamos visto y han aparecido como 5 o 6 restos pero se presume que hay más”.

“También, desde el sábado estamos viendo nuevos tramos de la calzada que se llevó el maremoto y que este temporal ha sacado a la luz y esperamos que se valore y se proteja”, desea Camacho que recuerda que esta calzada se utilizaba entre los siglos XVI-XVII y que estaba construida reutilizando material romano, de la antigua calzada romana. “Lo que se conserva son los muros laterales. El muro más cercano al mar está totalmente derribado como consecuencia del maremoto del 1 de noviembre de 1755 quedando en pie parte del muro más lejano al mar en algunos lugares”, añade.

Se localizaron también restos del acueducto más largo de la Hispania romana, que alcanza los 82 kilómetros. Una compleja infraestructura hidráulica ideada para abastecer a Gades de agua y que nace en los manantiales de Tempul, en la sierra de las Cabras, recorriendo Arcos de la Frontera, San José del Valle, la campiña de Jerez y Cádiz.

Los hallazgos se encuentran ahora bajo vigilancia policial hasta que las autoridades competentes decidan qué hacer con estos restos arqueológicos.

La asociación cree que la protección pasará por volver a enterrar la calzada, para evitar nuevos daños, y trasladar las piezas sueltas del acueducto a un museo para impedir su expolio.

Intentan quemar embarcaciones de Vigilancia Aduanera en Algeciras

Detenidos dos hermanos como máximos responsables de la liberación de un narco en el Hospital de La Línea

Dos individuos, en torno a las 6.45 de la mañana, han llegado en una goma trimotora hasta los atraques de Vigilancia Aduanera, en la dársena interior del puerto de Algeciras, y han intentado quemar dos embarcaciones. Cuando ya habían conseguido vaciar una garrafa de gasolina en una de ellas, han sido sorprendidos por el vigilante de seguridad que se encontraba en la instalaciones.

Ambas se encontraban atracadas junto a las embarcaciones de la Guardia Civil, en las que suele descansar de noche la tripulación. De haber logrado prender la gasolina es probable que todas hubieran ardido. A su huida, los asaltantes gritaron “tarde o temprano las quemaremos”.

Se trata de las embarcaciones que se incorporaron al servicio de Vigilancia Aduanera hace apenas 10 días para reforzar la lucha contra el contrabando y el narcotráfico en el Estrecho y la Bahía de Algeciras. Las lanchas poseen tres motores fueraborda que les permite alcanzar a los 60 nudos (unos 111 kilómetros por hora) y acercarse así a la velocidad de las lanchas que usan los narcotraficantes, hasta ahora inalcanzables para las patrulleras de Vigilancia Aduanera y de la Guardia Civil.

“Serán un importante punto de inflexión en las actuaciones contra el narcotráfico por la mayor versatilidad que aportan”, decía Ángel Delgado, el director adjunto de Vigilancia Aduanera en su presentación.

El pasado mes de febrero una veintena de encapuchados asaltaron un hospital en La Línea de la Concepción para liberar a un narco que se encontraba detenido por la Policía. El pasado 2 de marzo, dos hermanos, Ismael y Eduardo M.C., fueron detenidos y acusados por haber participado en el asalto del centro hospitalario y por ayudar al narco que logró huir del centro hospitalario a escapar en una moto acuática para su posterior rehabilitación en Tetuán (Marruecos). La investigación por parte del Ministerio del Interior aún continúa abierta.

El pasado 19 de febrero tuvieron lugar otros hechos similares a los ocurridos hoy en Algeciras. Un grupo de encapuchados irrumpió a punta de pistola en el deposito judicial de Conil de la Frontera y logró hacerse con una lancha que había sido requisada anteriormente a un clan de narcotraficantes. Este suceso se produjo unas horas antes de la visita del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, a la zona para dar cuenta de una redada antidroga.

La Guardia Civil pide más esfuerzos

La Asociación Española de Guardias Civiles ha puesto de manifiesto la preocupación por la seguridad de los agentes, “señalados y amenazados por estos delincuentes”. En un comunicado, han instado al Ministerio de Interior a reforzar “de una vez por todas”, la plantilla de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la que llaman “comarca sin ley”, el Campo de Gibraltar. También han pedido la prohibición de la venta y uso de las lanchas trimotores, como las apuntadas en lo ocurrido hoy, ya que, alegan, “son empleadas por los narcos para entrar y salir con droga”.