Archivos diarios: 15 mayo, 2018

Un paleto como President de la Generalitat de Catalunya

Es sólo una opinión, y posiblemente ni siquiera una opinión particularmente original, pero creo que la elección del nuevo President de la Generalitat ha recaido sobre el mejor candidato posible: un político de amplia trayectoria como Artur Mas, un pujolista de la vieja escuela acostumbrado al “si pero no” o al “no si sí”, un hombre procedente por nacimiento o unión con esas 300 familias que forman desde siempre la vieja burguesía catalana que construyó el Ensanche para vivir en el mismo, el Palau para escuchar su música, el Liceo para dejarse ver y La Vanguardia para que la gente supiera que pensar, sería infinitamente más peligroso. Pero este es un paleto de provincias, que no ha soltado el pelo de la dehesa, no va a pegar ni con cola en, por ejemplo, la fiesta del Premio Planeta o de manera más general en el mundo de la cultura de Barcelona, cada día más provinciano y localista pero aún no tan provinciano como él.

Ha bajado el nivel presidencial. Y de que manera … Del personaje renacentista de Pujol, médico y banquero, financiero de la Enciclopedia Catalana, que desde su despacho de la Banca Catalana repartía créditos a cualquier institución cultural que pudiera beneficiar su causa; desde ese Pujol, que incluso en sus vicios y rapacidad, era un hombre en el que podía verse reflejada la gran burguesía catalana que quería un estado propio porque ya tenía todo lo demás, se ha pasado a un paleto abiertamente xenofobo que ha fracasado en todo en la vida y ha acabado viviendo del independentismo. Se ha pasado del mecenas de las artes y las letras (aunque fuera sçolo en catalán) al pobre hombre al que se le da un salario porque es “un bon xicot que no a tingut sort …” (”Un buen chico que no ha tenido suerte”) … Vamos, el sobrino tonto al que hay que enchufar en alguna parte porque es familia y se está muriendo de hambre, pero además un hombre al que sus palabras, dejadas por escrito y recuperadas ahora por la prensa y los medios del resto del país, e incluso de Cataluña, hacen inaceptable para prácticamente todo el mundo fuera de Cataluña, comenzando por la izquierda con la que debería aliarse para hacer presión. Alguien que incluso dentro de Cataluña ha recortado cualquier posibilidad de transversalidad.

¿Es este pobre hombre más xenofobo que Mas o Puigdemont? Tal vez no, pero es más tonto. “Charnego” es una palabra que tarde o temprano surge en los medios separatistas cuando se habla de esos que Pujol convirtió en su discurso público en “los otros catalanes”. Pero una cosa es pronunciarla en privado y otra exhibir abiertamente el desprecio hacia la mitad o más de la población por escrito… Colau, que tan mal me cae, dijo ayer o anteayer sin embargo algo en lo que tenía razón: “en Cataluña hay alrededor de un 70% de la población que en mayor o menor intensidad se sienten españoles”…

El núcleo duro del separatismo catalán siempre ha estado formado por un grupo excluyente de familias que han considerado que Catalunya era suya… ahora, gracias a la torpeza manifiesta del que debiera ser su representante, podemos ver esa exclusividad, y lo que es más importante, pueden verla todos esos otros compañeros de viaje que como Colau no son de pura raza catalana: “Mi madre nació en Soria y de adolescente vino a estudiar y trabajar a Barcelona. Mis abuelos paternos, pastores de un pueblecito de Huesca, se trasladaron a Barcelona en los años de la posguerra en busca de una vida mejor para sus hijos. Mi padre vive actualmente en Almería. Tengo dos hermanos nacidos en Madrid. Hablo en castellano con mi madre. Hablo en catalán con mis hijos”… Son palabras de la alcaldesa, pero es la historia de cientos de miles de habitantes de los grandes núcleos urbanos catalanes, muchos de los cuales votaron por una supuesta República que ahora, gracias a la torpeza de su President descubren que les va a dejar de lado porque son indignos de ella desde el mismo día del nacimiento … peor aún … desde el mismo día del nacimiento de sus padres o abuelos.

Al final acabaremos dándole las gracias a los radicales de la CUP por impedir que Mas saliera elegido y forzar la llegada al Palau de la Generalitat de dos mediocridades como Puigdemont y como quiera que se llame esto … porque con esto … con esto y con sus artículos en la prensa, sus tweets borrados, su incapacidad para distinguir deseo y realidad … con esto al frente vamos a llorar pero también a reír un rato …

Juan de Pinos

Desafío a la ocupación israelí sobre Jerusalén

La campaña “La Otra Jerusalén” procura desafiar la ocupación israelí sobre Jerusalén Este y la falsa noción de un “Jerusalén unificado”

Palestinos y Palestinas viven en un Jerusalén desigual y segregado.

La Fundación Mundubat lanzaron ayer la Campaña La Otra Jerusalén, The Other Jerusalem, en inglés. La Campaña, desarrollada con el apoyo de la organización Defense for Children International – Palestine (DCI), pretende poner el foco sobre la ocupación ilegal israelí de Jerusalén Este y la falsa noción de un “Jerusalén unificado”.

Pág web de la Campaña La Otra Jerusalén:
http://www.theotherjerusalem.org/

Los palestinos jerosolimitanos temen que la violación de sus derechos humanos por parte del Estado de Israel, se incremente con la apertura de la Embajada de EE.UU, después del reconocimiento de Donald Trump de Jerusalén como la capital de Israel. Esta Campaña, The #OtherJerusalem, apoyada con la financiación de la Unión Europea, busca el fortalecimiento de la resiliencia de la población palestina en Jerusalén Este, mediante la promoción de la concientización de la Comunidad Internacional sobre la grave situación que se vive bajo la ocupación ilegal israelí.

El 28 de junio de 1967, hace más de 50 años, el ejército israelí ocupó la zona oriental de Jerusalén que posteriormente anexionó al Estado de Israel, contraviniendo el Derecho Internacional y sin el reconocimiento de la Comunidad Internacional.

Desde entonces, la población palestina es víctima de discriminación estructural. Palestinos y palestinas viven en un Jerusalén segregado y desigual, donde diversas leyes, políticas, presupuestos y prácticas discriminatorias afectan cada aspecto de su vida cotidiana.

Reflejo claro de esto es que la mayor parte de la comunidad palestina en Jerusalén tiene el estatus de “residencia permanente”, viviendo bajo el riesgo constante de desplazamiento forzoso. Entre 1967 y 2018, Israel revocó el estatus de residencia de 14.630 palestinos y palestinas, de acuerdo al Informe presentado por la organización israelí de derechos humanos HaMoked.

Según datos de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), la planificación urbanística discriminatoria del gobierno de Israel ha confiscado 35 por ciento del territorio de Jerusalén Este para la construcción ilegal de asentamientos israelíes y sólo ha destinado el 13 por ciento para el uso de residencias palestinas. Así mismo, Leyes israelíes permiten la demolición de infraestructuras palestinas. Entre el 1 de enero de 2009 y el 30 de abril de 2018, 934 infraestructuras palestinas fueron demolidas, confiscadas, expropiadas o precintadas. Como consecuencia, 1.855 palestinos y palestinas resultaron desplazados, incluyendo 975 menores.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Jerusalén infrafinancia y deniega infraestructuras y servicios municipales a las comunidades palestinas en Jerusalén Este. La escasez de servicios básicos y la falta de oportunidades en el acceso a una educación adecuada, profundizan la segregación de la población palestina como consecuencia de la discriminación presupuestaria.

Respecto a la situación de menores de edad en conflicto con la ley israelí, la imposición de penas de encarcelamiento es desproporcionada en Jerusalén Este. Cada año, niños y niñas palestinas de Jerusalén Este son detenidos rutinariamente a mitad de la noche y extraídos de sus viviendas para ser interrogados, sin la presencia de letrados o de sus padres. Son abusados verbal y físicamente durante la detención, en el traslado a dependencias policiales y el interrogatorio.

Palestina requiere del firme compromiso de la Comunidad Internacional para exigir el estricto cumplimiento del Derecho Internacional por parte del Gobierno de Israel, respecto al estatus de Jerusalén y el respeto de los derechos humanos de los palestinos y palestinas.

Mundubat, que en euskera significa “un solo mundo”, es una organización no gubernamental de Cooperación al Desarrollo que promueve la colaboración entre organizaciones del Norte y del Sur, trabajando para lograr el objetivo máximo del goce pleno de todos los derechos de todas las personas. También apoyan a las organizaciones de base en su esfuerzo por la creación de procesos de transformación social en las siguientes áreas: Soberanía Alimentaria, Derechos Humanos y Equidad de Género. En cada uno de los tres ejes de trabajo, Mundubat adopta un modelo participativo y equitativo al servicio de las comunidades. Para más información, visita la web: http://www.mundubat.org.

Defense for Children International – Palestine (DCIP) es una organización palestina independiente para la defensa de los derechos de la infancia que se dedica a la defensa y promoción de los derechos de los niños y niñas que viven en Cisjordania, incluyendo Jerusalén Este y La Franja de Gaza. Durante 25 años, DCIP ha investigado, documentado y expuesto graves violaciones de los derechos humanos cometidas contra niños y niñas. También trabaja con las autoridades palestinas e israelíes respecto a su responsabilidad sobre los principios de derechos humanos y realiza acciones de incidencia, a nivel nacional e internacional, para lograr el acceso a la justicia y la protección de la infancia. Asimismo, prestan asistencia legal directa y apoyo a menores en riesgo. Para más información, visita la web: http://www.dci-palestine.org.