Desafío a la ocupación israelí sobre Jerusalén

Publicado por

La campaña “La Otra Jerusalén” procura desafiar la ocupación israelí sobre Jerusalén Este y la falsa noción de un “Jerusalén unificado”

Palestinos y Palestinas viven en un Jerusalén desigual y segregado.

La Fundación Mundubat lanzaron ayer la Campaña La Otra Jerusalén, The Other Jerusalem, en inglés. La Campaña, desarrollada con el apoyo de la organización Defense for Children International – Palestine (DCI), pretende poner el foco sobre la ocupación ilegal israelí de Jerusalén Este y la falsa noción de un “Jerusalén unificado”.

Pág web de la Campaña La Otra Jerusalén:
http://www.theotherjerusalem.org/

Los palestinos jerosolimitanos temen que la violación de sus derechos humanos por parte del Estado de Israel, se incremente con la apertura de la Embajada de EE.UU, después del reconocimiento de Donald Trump de Jerusalén como la capital de Israel. Esta Campaña, The #OtherJerusalem, apoyada con la financiación de la Unión Europea, busca el fortalecimiento de la resiliencia de la población palestina en Jerusalén Este, mediante la promoción de la concientización de la Comunidad Internacional sobre la grave situación que se vive bajo la ocupación ilegal israelí.

El 28 de junio de 1967, hace más de 50 años, el ejército israelí ocupó la zona oriental de Jerusalén que posteriormente anexionó al Estado de Israel, contraviniendo el Derecho Internacional y sin el reconocimiento de la Comunidad Internacional.

Desde entonces, la población palestina es víctima de discriminación estructural. Palestinos y palestinas viven en un Jerusalén segregado y desigual, donde diversas leyes, políticas, presupuestos y prácticas discriminatorias afectan cada aspecto de su vida cotidiana.

Reflejo claro de esto es que la mayor parte de la comunidad palestina en Jerusalén tiene el estatus de “residencia permanente”, viviendo bajo el riesgo constante de desplazamiento forzoso. Entre 1967 y 2018, Israel revocó el estatus de residencia de 14.630 palestinos y palestinas, de acuerdo al Informe presentado por la organización israelí de derechos humanos HaMoked.

Según datos de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), la planificación urbanística discriminatoria del gobierno de Israel ha confiscado 35 por ciento del territorio de Jerusalén Este para la construcción ilegal de asentamientos israelíes y sólo ha destinado el 13 por ciento para el uso de residencias palestinas. Así mismo, Leyes israelíes permiten la demolición de infraestructuras palestinas. Entre el 1 de enero de 2009 y el 30 de abril de 2018, 934 infraestructuras palestinas fueron demolidas, confiscadas, expropiadas o precintadas. Como consecuencia, 1.855 palestinos y palestinas resultaron desplazados, incluyendo 975 menores.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Jerusalén infrafinancia y deniega infraestructuras y servicios municipales a las comunidades palestinas en Jerusalén Este. La escasez de servicios básicos y la falta de oportunidades en el acceso a una educación adecuada, profundizan la segregación de la población palestina como consecuencia de la discriminación presupuestaria.

Respecto a la situación de menores de edad en conflicto con la ley israelí, la imposición de penas de encarcelamiento es desproporcionada en Jerusalén Este. Cada año, niños y niñas palestinas de Jerusalén Este son detenidos rutinariamente a mitad de la noche y extraídos de sus viviendas para ser interrogados, sin la presencia de letrados o de sus padres. Son abusados verbal y físicamente durante la detención, en el traslado a dependencias policiales y el interrogatorio.

Palestina requiere del firme compromiso de la Comunidad Internacional para exigir el estricto cumplimiento del Derecho Internacional por parte del Gobierno de Israel, respecto al estatus de Jerusalén y el respeto de los derechos humanos de los palestinos y palestinas.

Mundubat, que en euskera significa “un solo mundo”, es una organización no gubernamental de Cooperación al Desarrollo que promueve la colaboración entre organizaciones del Norte y del Sur, trabajando para lograr el objetivo máximo del goce pleno de todos los derechos de todas las personas. También apoyan a las organizaciones de base en su esfuerzo por la creación de procesos de transformación social en las siguientes áreas: Soberanía Alimentaria, Derechos Humanos y Equidad de Género. En cada uno de los tres ejes de trabajo, Mundubat adopta un modelo participativo y equitativo al servicio de las comunidades. Para más información, visita la web: http://www.mundubat.org.

Defense for Children International – Palestine (DCIP) es una organización palestina independiente para la defensa de los derechos de la infancia que se dedica a la defensa y promoción de los derechos de los niños y niñas que viven en Cisjordania, incluyendo Jerusalén Este y La Franja de Gaza. Durante 25 años, DCIP ha investigado, documentado y expuesto graves violaciones de los derechos humanos cometidas contra niños y niñas. También trabaja con las autoridades palestinas e israelíes respecto a su responsabilidad sobre los principios de derechos humanos y realiza acciones de incidencia, a nivel nacional e internacional, para lograr el acceso a la justicia y la protección de la infancia. Asimismo, prestan asistencia legal directa y apoyo a menores en riesgo. Para más información, visita la web: http://www.dci-palestine.org.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.